Hacer Mantequilla de cannabis es fácil, pero puede tardar bastante en terminar de hacerse. Es recomendable que vayas a pasar unas horas en casa o quizás por la noche si dispones de una olla de cocción lenta, de la forma que lo hagas procura estar mientras se elabora y no dejar desatendida la hornilla mientras se va haciendo.

Mantequilla de cannabis

Todo lo que necesitas para preparar un buen tarro de esta estupenda mantequilla de cannabis es:

  • Mantequilla
  • Agua
  • Marihuana
  • Gasa, o paño para queso o mantequilla
  • Una hornilla o una olla de cocción lenta

Una vez hecho, puedes usar la mantequilla de cannabis como si fuera mantequilla en cualquier receta para hornear. Incluso puedes fabricar mantequilla de cannabis con sabores, como miel, lavanda, ajo y cebollino asados, lima, cilantro... o cualquier combinación que se te ocurra.

Lo primero que debes saber, es que el THC de esta receta se va a activar mediante calor, en un proceso que se llama descarboxilación. Por ello vamos a calentar la marihuana en el horno a unos 120ºC, distribuiremos entre 5 y 10gr en la bandeja del horno cubierta por papel para hornear (cubriremos la bandeja dejando la hierba encima). Hornea los cogollos durante 30 - 40 minutos moviendo con cuidado cada 10 minutos aproximados.


decarb-bake-before-450x338.jpg

Una vez pasado este tiempo, pasaremos la hierba por el grinder para que quede una gravilla homogénea.

 Cannabis-Grinding-1.jpg

Ahora mezclaremos 1 taza de agua con una taza de mantequilla en una cacerola, mientras se va derritiendo a fuego lento iremos añadiendo la marihuana poco a poco a la mezcla. Ojo, recalcamos el hecho de que tiene que ser a fuego lento.

Dejaremos hervir la mezcla a fuego lento durante 2 o 3 horas, removiendo de vez en cuando.

Una vez ha pasado este tiempo, pasaremos la mezcla por la gasa o paño de mantequilla, escurriendo con fuerza el agua. Dejaremos enfriar la mezcla y luego la meteremos en el frigorífico, si aparece agua una vez refrigerado, no te preocupes, simplemente retírala.

Escurrir mantequilla con gasa

Una vez fría la se solidificará y el resultado será una deliciosa mantequilla de cannabis, que podrás utilizar para cocina, para aperitivos o postres.

Si por otro lado, lo que prefieres es aceite de cannabis, tendrás que hacer los mismos pasos que para hacer la mantequilla, pero cambiando mantequilla por aceite, de igual forma tienes que pasar la mezcla por la gasa o paño de queso y simplemente déjalo enfriar a temperatura ambiente. No es necesario refrigerarlo.



cannabis_shutterstock_641825092.jpg?itok=0z0IGaTI

¡Que aproveche!